Dirección de la Luz

Siguiendo con la serie de artículos relacionados con la iluminación hoy nos centraremos en la dirección de la luz. Esta propiedad es realmente importante en el arte de la fotografía, pues afectará a nuestra percepción de las texturas y los volúmenes, ocultará detalles bajo sombras, modificará la intensidad de los colores, etc., influyendo directa y notablemente en nuestras tomas.

La dirección de la luz dependerá siempre de tres factores principales: la posición del foco de luz, la posición del motivo a fotografiar y la posición del observador, en este caso, la cámara. En base a esto deberemos tener en cuenta que para analizar esta dirección habrá que hacerlo siempre desde el punto de vista de la cámara.

Atendiendo a su dirección, la luz podemos clasificarla de la siguiente manera:

Luz frontal

Esta situación se produce cuando el fotógrafo se encuentra entre la fuente de luz y el motivo, y entendemos que la luz se dirige desde la fuente hacia el motivo. Un ejemplo muy claro de iluminación frontal es el flash incluido en la cámara.

Cuando utilizamos este tipo de iluminación, las sombras suelen quedar ocultas por el propio motivo fotografiado, produciendo imágenes que por norma general suelen ser planas, faltas de volumen y de texturas.

Dirección de la luz, Luz FrontalDirección de la luz, Luz FrontalDirección de la luz, Luz Frontal

Luz lateral

Este tipo de iluminación se da cuando cuando la fuente de luz se encuentra situada en un lateral del motivo. Un ejemplo optimo sería un angulo de 90º entre foco de luz, el motivo y el fotógrafo. Podemos ver un ejemplo de este tipo de luz al amanecer o al atardecer, cuando el sol todavía está bajo.

Este tipo de iluminación produce sombras bien marcadas, realzando volúmenes y texturas debido al contraste obtenido, pero pudiendo provocar también que se pierda detalle de las zonas en sombra.

Dirección de la luz, Luz LateralDirección de la luz, Luz LateralDirección de la luz, Luz Lateral

Luz trasera o contraluz

En este caso el motivo a fotografiar se encuentra entre la fuente de luz y la cámara. Una vez más un ejemplo claro sería un atardecer, imagina que situamos un modelo entre el sol y la cámara, si disparamos nuestra cámara con el flash apagado tendremos un claro ejemplo de contraluz.

Suelen ser situaciones de alto contraste en las que prima la faceta artística de la fotografía. Como norma general suelen darse dos tipos de situaciones cuando trabajamos a contraluz:

  • Que el motivo fotografiado se convierta en una silueta muy oscura o al menos una masa muy poco iluminada, casi sin detalle, quedando la zona mas iluminada de la fotografía con una mejor exposición.
  • Que el motivo fotografiado quede correctamente expuesto, con lo cual la zona más iluminada de la escena aparecerá sobreexpuesta.

Dirección de la luz, ContraluzDirección de la luz, ContraluzDirección de la luz, Contraluz

Luz cenital

Podemos decir que la luz cenital es un tipo de luz lateral, pero en este caso la luz incide verticalmente sobre el motivo en un ángulo aproximado de 90º. La luz del sol al medio día, en su momento más vertical, es una buena situación para ejemplificar este tipo de iluminación.

Combinación de tipos de luz

En la mayoría de las situaciones cotidianas no nos encontraremos estos tipos de luz de manera aislada. La mayoría de las veces serán combinaciones de ellas, provocando escenas con muy variadas iluminaciones. Por otro lado tenemos que tener en cuenta que las sombras producidas por una fuente no solo dependen de su dirección, sino también de lo que se conoce como como “calidad de luz”, pero esto ya lo veremos en su debido momento.

 

Otros artículos interesantes sobre fotografía

Algunos consejos

  1. evelin dice:

    este trabajo en esto me saque un cinco grasias a esto

  1. [...] un tema recurrente en este blog. Hemos escrito sobre Iluminación y fotografía, introducción, Dirección de la luz y Calidad de la luz. Posteriormente hemos tratado en varios artículos la teoría sobre los flashes [...]

Deja un comentario