El flash, la luz y la distancia al sujeto

Muchas son las variables que influirán para exponer correctamente nuestras fotografías cuando utilicemos nuestros flashes, y sin duda alguna, una de las más importantes es la distancia entre el flash y el sujeto a iluminar.

El flash, la luz y la distancia al sujeto

Los que sigáis este humilde blog de fotografía quizás recordéis que en uno de los primeros artículos titulado “Iluminación y Fotografía. Introducción” nos adentrábamos en los aspectos teóricos de la iluminación. En él hablábamos muy por encima sobre la intensidad de la luz, y como ésta decrece a medida que nos alejamos de la fuente luminosa. Pues bien, hoy desarrollaremos un poco más este concepto aplicándolo a nuestros flashes. Sobra decir, que este artículo es la continuación del anterior titulado “Introducción al flash en la fotografía“.

La intensidad de la luz

Tal y como decíamos en aquél artículo la intensidad de la luz podemos definirla como “la cantidad de energía de la luz”, y depende principalmente de dos factores:

  • La potencia de la fuente de luz.
  • La distancia entre la fuente de luz y el sujeto a iluminar.

Esto es una estupenda noticia para todo aquél fotógrafo lo suficientemente osado como para disparar el flash fuera de la cámara, porque si lo piensas detenidamente:

  • Con la mayoría de los flashes actuales puedes modificar la potencia de salida.
  • Al dispararlo fuera de la cámara tienes la posibilidad de moverlo allí dónde te apetezca.

Esto supone una gran ventaja que podemos resumirla muy brevemente en “control”. Gracias a nuestros flashes podemos aumentar drásticamente el control que tenemos sobre la iluminación de nuestras fotografías, y por consiguiente, sobre nuestras fotografías.

La ley inversa del cuadrado

Como en este artículo vamos a hablar de la distancia al sujeto, nos olvidaremos temporalmente de la potencia del flash y nos centraremos en lo que nos interesa. Para ello me gustaría comenzar con un poco de teoría.

En los fenómenos ondulatorios como la luz, y para fuentes puntuales como pueden ser nuestros flashes, la física nos dice que cumplen la llamada ley inversa del cuadrado por la cual la intensidad disminuye con el cuadrado de la distancia al centro dónde se originan.

Dicho de esta manera puede parecer un poco confuso, así que vamos a intentar explicarlo de una manera más sencilla. En principio, si no tenemos conocimientos de esta ley, uno puede pensar de una manera más o menos lógica que si un flash situado a dos metros del motivo nos devuelve una intensidad de luz X, si situamos el flash a cuatro metros del sujetos esa intensidad será la mitad, X/2, pues hemos duplicado la distancia. Pero en la realidad esto no funciona así.

Tomemos como referencia la siguiente fórmula dónde Di es la distancia inicial y Df es la distancia final. Me he permitido colorear los corchetes para que sea más sencilla su lectura.

((1/Di) / (1/Df))2

Y ahora utilicemos varios ejemplos reales:

Supongamos que en una primera toma nuestro flash se encuentra a un metro del sujeto, y en una segunda toma lo colocamos a dos metros. El resultado será que para la segunda toma la intensidad de la luz será cuatro veces menor que en la primera.
((1/1) / (1/2))2 = 4

Ahora imaginemos que en una primera toma nuestro flash sigue estando a un metro del sujeto, y en una segunda toma lo colocamos a cuatro metros. El resultado será que para la segunda toma la intensidad de la luz será dieciseis veces menor que en la primera.
((1/1) / (1/4))2 = 16

Y un último ejemplo, supongamos que en una primera toma nuestro flash está ahora a tres metros del sujeto, y en una segunda toma lo colocamos a cinco metros. El resultado será que para la segunda toma la intensidad de la luz será 2’8 veces menor que en la primera.
((1/3) / (1/5))2 = 2’8

Pero esto no acaba ahí, porque aún hay más. Aumentar la distancia también implica aumentar el área iluminada en proporción inversa a la pérdida de intensidad. Para que comprendáis esto mejor tomad como referencia la siguiente imágen:

La ley inversa del cuadrado

Conclusión y agradecimientos

Ahora ya sabemos como afecta la distancia a nuestra iluminación con el flash. Aunque a priori pueda parecer mucha teoría es de muy fácil aplicación en casos prácticos, así que espero que lo pongáis pronto en práctica.

Quiero agradecer a Borb por la imagen que ejemplifica la ley inversa del cuadrado y a Paul Watson por la foto que abre el artículo, ambas publicadas bajo bajo Creative Commons.

 

Otros artículos interesantes sobre fotografía

Algunos consejos

  1. Oscar dice:

    Buena articulo. Por cierto, cuando has empezado a explicar la formula has debido habrir una etiqueta de formato que hace las letras mas pequeñas y no la has cerrado lo que te modifica todo el blog de hay en adelante… miralo

  2. Andrés dice:

    Hola Oscar, estás en todo, muchas gracias, concretamente eran dos etiquetas “sub” sin cerrar. Mi navegador no me lo mostraba mal así que ni me di cuenta.

    Un saludo.

  3. Chano dice:

    Estupendos artículos, Andrés, de un tema, el flash, que nunca parece acabarse.

    Por otra parte, y aunque te lo he dicho en persona, tienes un blog estupendo en el que, por fin, parece que puedo comentar. Como sabes, hasta ahora no he podido hacerlo y aun no sé el por qué, supongo que quedará como “cosas de la intesné”… jejje

    Saludos.

  4. David C. dice:

    Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho. Muchas gracias por las clases de iluminación que nos estás ofreciendo.

    Enhorabuena.

  5. Andrés dice:

    Chano, me alegro mucho de verte por aquí, y espero que no sea la última vez. Como siempre tus comentarios siempre tan positivos.

    David, gracias a ti por el comentario, realmente estas cosas son las que dan ánimos para seguir. Acabo de mirar tu blog por encima y parece estar muy bien. Me lo guardo para cuando tenga un rato poder visitarlo con tiempo.

  6. DANIEL dice:

    hi, acabo de encontrar este blog y me parece buenazo me ha gustado este articulo , muy bueno felicitaciones

  7. Andrés dice:

    Me alegro de que te haya gustado Daniel :).

  1. [...] que el flash es algo más complicado de lo que a priori puede parecer. En el artículo anterior El flash, la luz y la distancia al sujeto, vimos cómo afectaba la distancia a la luz de nuestro flash. Esta vez, hemos complicado un poco [...]

Deja un comentario