Temperatura de Color

La temperatura de color es un factor que afecta a todas y cada una de nuestras fotografías. Cómo vimos en el artículo anterior “Iluminación y Fotografía. Introducción“, la temperatura de color es una propiedad intrínseca de la luz, y como tal debemos comprenderla para sacar lo mejor de ella.

El concepto

Vía wikipedia obtengo la definición de lo que es temperatura de color: “La Temperatura de color de una fuente de luz se define comparando su color dentro del espectro luminoso con el de la luz que emitiría un Cuerpo Negro calentado a una temperatura determinada”. Pero quizás esta definición sea un poco compleja para lo que hoy nos ocupa, así que intentaré explicarlo de manera que todos podamos entenderlo.

Imaginemos un objeto completamente negro, un objeto que absorbe toda la luz que incide sobre él. Si comenzamos a calentar este cuerpo, aumentando la temperatura progresivamente, llegará un momento en el que éste empezará emitir luz, y dependiendo de la temperatura a la que se encuentre, ésta será de un color u otro. De esta manera, cada color que emite este objeto durante el proceso se corresponde con una temperatura. Pues esa relación es la que define la temperatura de color, y por ese motivo la temperatura de color se mide en grados kelvin

Así, los colores estarán repartidos de la siguiente manera:
Temperatura de Color

Como nota, decir que para convertir las grados kelvin a grados centígrados tendremos que tomar el valor en kelvin y restarle 273, es decir, lo que para nosotros son 0ºC en kelvin serían 273K.

El efecto de la temperatura de color

Puesto que la luz no es siempre del mismo color, y que el color que apreciamos en los objetos está directamente relacionado con la luz que éstos reflejan, el efecto de la temperatura de color provocará una alteración de los colores que vemos. El blanco no lucirá blanco, si no que tendrá un tono similar al de la tempera de color que impere en ese momento, y el resto de colores variará de igual manera atendiendo a las reglas que rigen el comportamiento de los colores.

Cuando se da esta situación en que un color “tiñe” la escena hablaremos de una dominante de color. Hablaremos por ejemplo de una dominante roja, una dominante azul, etcétera.

Las dominantes de color suelen ser complicadas de apreciar a simple vista cuando no son muy marcadas. En estas situaciones, la mejor manera de apreciarlas es por comparación, y para que veáis de lo que os hablo os pongo unos ejemplos. A continuación tenéis la misma imagen con tres temperaturas de color diferentes, 3500K, 5000K y 7500K respectivamente. Para los curiosos deciros que se trata de la montaña de Tindaya, en Fuerteventura.

Temperatura de Color, Imagen FríaTemperatura de Color, AdecuadaTemperatura de Color, Imagen Cálida

Balance de blancos

Aunque no sea mi intención tratar el balance de blancos en este artículo, es casi imposible no mencionarlo cuando tratamos la temperatura de color en la fotografía. El balance de blancos es un ajuste digital que permite corregir el efecto de la temperatura de color en nuestras tomas, y podemos encontrarlo tanto en las cámaras como en los programas de postproducción.

De esta manera, si ajustamos el balance de blanco adecuadamente podemos contrarrestar el efecto de la temperatura de color, y eliminar esas dominantes a menudo tan molestas de nuestras fotografías. También podemos utilizarlo como ajuste creativo para modificar los colores de nuestras instantáneas. Pero todo esto ya lo trataremos en su momento.

Temperatura de color y fuentes de iluminación

Podemos decir que los colores y los tonos se representarán de una manera neutra con la luz del día, que es la suma de la luz del sol y la del cielo. Esta luz tiene una temperatura de color aproximada de 5500K. Pero hay muchas otras fuentes de iluminación y cada una de ellas posee su propia temperatura de color. A continuación tenéis una pequeña tabla para que os hagáis una idea.

Fuente Temperatura
Luz de vela 1850K
Atardecer o amanecer 2000K-3000K
Luz de tungsteno doméstica 2800K
Luz de tungsteno, iluminación profesional 3200K
Luz de fluorescente 3200K-7500K
Luz de día, flash electrónico 5500K
Lámpara de Xenón 6420K
Cielo parcialmente nublado 8000K-10000K

Y esto es todo por hoy. Espero que la lectura haya sido amena y os haya aportado algo.

 

Otros artículos interesantes sobre fotografía

Algunos consejos

  1. Rojo2 dice:

    Andrés, sigo con atención tus explicaciones. Unas me sirven para recordar conceptos y otras para tener presente temas desconocidos o a los que no había prestado atención hasta ahora. Siempre se aprende algo nuevo.
    Ya sabes que te sigo atentamente.

    Saludos. Rojo2.

  2. admin dice:

    Amigo Rojo2,

    te agradezco enormemente el apoyo que me has dado en este proyecto. Me alegra saber este pequeño blog te aporta algo, pues eso es lo que pretende :).

    Un saludo.

  3. Elena dice:

    Hola! acabo de descubrir este blog y quería felicitarte. No hace mucho que empecé con la fotografía a investigar y aprender más en Internet. Esta página la he descubierto hoy y creo que me va a ser de gran ayuda.

    un abrazo!

  4. Andrés dice:

    Hola Elena, siento mucho haber tardado una eternidad en responderte pero tengo a mi pobrecito positivando un poco descuidado. Me alegra mucho saber que este pequeño proyecto es interesante para algunas personas, al fin y al cabo, ese es su objetivo. Espero seguir viendote por aquí y leyendo tus comentarios.

    Un abrazo.

  1. [...] no mucho tiempo dedicamos una pequeña entrada a tratar la temperatura de color. En ella aparecía una breve referencia al balance de blancos, pues ambos términos están [...]

  2. [...] pasa el tiempo, hace casi dos años hablábamos de la Temperatura de Color y de El balance de blancos en la fotografía. Hoy os mostraré como ajustar el balance de blancos [...]

Deja un comentario